miércoles, 22 de febrero de 2017

INICIO DEL SIGNO DE PISCIS EN 2017

INICIO DEL SIGNO DE PISCIS EN EL AÑO 2017.



El 18 de febrero de 2017 a la hora de Uruguay 8:31 comienza el signo de Piscis, ultimo signo del Zodiaco, signo de Agua que tiene como regente a Neptuno y a Júpiter.
Su palabra clave que lo define es : " Yo creo".

A continuación adjunto características de este signo solar.

Piscis: particularidades de este signo zodiacal 
El signo zodiacal de Piscis ha de corresponder a todas las personas nacidas entre el 18/02 y el 20/03 en 2017.
En cada año las fechas van cambiando, y pueden ser desde el 20/2 al 21/3.
Se trata de un signo fuertemente marcado por capacidades intuitivas. La gente que pertenece a él tiene una capacidad natural para entender las cosas más allá de la razón y la capacidad de abstracción.
Es como si la totalidad de sus cuerpos (no solo su cabeza) y su alma se conectara directamente con la energía de las cosas. Así, en líneas generales, las intuiciones de estas personas raramente fallan. No es que trate de magia o poderes especiales; todo lo contrario, se trata de algo sumamente natural. Todos los seres humanos somos capaces, en mayor o menor medida, de sentir “qué es lo que está pasando” o “qué es lo que puede llegar a pasar”, y los de Piscis son, ni más ni menos, el paradigma de esta capacidad intuitiva. Esa capacidad no es patrimonio exclusivo de la mujer (como suele reivindicar la frase “intuición femenina”), pero sí es verdad que la intuición es, a nivel epistemológico, una forma de conocimiento referida a las capacidades femeninas. Ocurre que, como no podía ser de otro modo, todos los seres humanos, hombres y mujeres, estamos conformados de esencias masculinas y femeninas. Mientras la capacidad racional se vincula estrictamente con el hombre, la capacidad intuitiva está relacionada con la mujer.
Todo lo que hasta aquí hemos expresado está clarísimamente expuesto en la gráfica del signo; los peces de Piscis. El medio natural y necesario de aquello animales es, como todos sabemos, la profundidad  del agua. Y las profundidades están siempre relacionadas, a diferencia de la lluvia, con una esencia femenina. Los de este signo se mueven en la los terrenos de la intuición como “peces en el agua”. La simbología representa, asimismo, una capacidad de conectarse con un profundo conocimiento subconsciente o inconsciente (el mismo que, en el tarot por ejemplo, está relacionado con la carta número II: “La papisa”).
Pero no hay bien que por mal no venga. Muchas veces los de este signo, al conocer mediante una mayor proporción de capacidades intuitivas, reniegan de la “verdades” que se presentan a la luces de la razón abstracta. Así, plenamente confiados en sus presentimientos, suelen dejarse llevar por lo que cada situación les sugiere. Si bien es verdad que aquello puede llegar a considerarse como una importante virtud, en el caso extremo es, en realidad un problema. Estamos aquí, como en la mayoría de los casos, frente a un inconveniente de desequilibrio. Lo ideal, como decía Aristóteles, es el conocimiento que se alcanza en el equilibrio de los opuestos. Está muy bien que se tenga confianza en la intuición, pero eso no puede significar un desprestigio de las capacidades lógicas. Si uno se queda con aquello que la circunstancia le hace sentir, muchas veces se pierde la posibilidad de contemplar y proyectar matices distintos.
A nivel de las profesiones y lo laboral, los de este signo suelen presentan muchas aptitudes para todo aquello que implique un contacto espiritual. Desde el sacerdocio hasta el estudio de diversas culturas, desde el arte hasta la medicina. La gente de Piscis sabrá desempeñarse allí donde su intuición les sirva de guía. No se trata, en líneas generales, de personas hachas ara el trabajo rutinario de oficina; necesitan explorar situaciones nuevas, emociones nuevas, circunstancias siempre cambiantes. Si no dan con lo suyo se aburren muy fácilmente y, así, pasan a malgastar sus inmensas capacidades.
Desde la perspectiva de las relaciones de pareja, los de este signo son de entregarse plenamente. Ellos confían en su elección y, como saben que rara vez se equivocan (cosa que, igual, obviamente, puede pasar) no tienen mayores miedos al fracaso. Se trata de parejas y amantes sumamente leales, que hacen del respeto mutuo un valor fundamental. Los de este signo valoran mucho las relaciones duraderas y no están dispuestos a perderlas fácilmente.
En la amistad, se trata de eso tipo de consejero que, vaya una a saber por qué (en realidad es por su intuición) siempre saben lo que nos pasa. Así, ellos siempre son capaces de darnos algún buen consejo sobre el futuro. A veces, quizás, no se sepan explicar sus sentimientos de manera clara y concisa, pero en la generalidad de los casos se trata de personas muy afectivas, que harán todo lo posible para ayudar a sus amigos.
Lo único que la gente de este signo necesita aprender, con relativa urgencia, de otros signos (como, por ejemplo, Libra), es la capacidad de llevar los sentimientos a la razón. No se trata de reprimir y justificar cada cosa que uno siente; la idea es fusionar los opuestos y hacer que, de esa fusión, nazca en conocimiento pleno y duradero. So los de Piscis logran esto se transformarán en verdaderos sabios; tendrán aquellas capacidades de conocimiento que caracterizan a Sagitario pero, a la vez, mucho mejor, sin ese inmenso ego -tan nefasto- que caracteriza a ese otro signo.


No hay comentarios: